RESTAURACIÓN DE LA CAÍDA DE LA COFRADÍA DE LA VERA CRUZ

Ángel Benito - La Gaceta de Salamanca                                                                                      15-03-09

 

INTERNACIONAL. Este título que ostenta la Semana Santa se debe en gran parte no sólo a la calidad de las imágenes y a los desfiles procesionales, sino también a la capacidad y esfuerzo por mantenerlas. Dentro de este impulso a la restauración de las imágenes, durante este año los esfuerzos se han centrado en recuperar el grupo escultórico de “La Caída” muy deteriorada por el paso de los años. En concreto, las imágenes de Simón “el Cirineo” y de Jesús con las rodillas clavadas en el suelo han necesitado de un lavado de cara para recuperar el conjunto de las imágenes antes de su estreno esta Semana Santa en el Santo Entierro.

Las tallas conservan la cara, los pies y las manos del siglo XVII mientras que los cuerpos diseñados por el escultor González Macías se añadieron en el año 1947. Ha sido precisamente éste el principal reto de la restauradora Isabel Pantaleón para cuidar milímetro por milímetro cada uno de los detalles. “La primera fase ha consistido en eliminar mucho de los repintes que tenía y consolidar la madera que en otras épocas se solucionaba con brochazos”, subraya. En el caso de “El Cirineo” se ha sustituido la peana —soporte principal— por una más  adecuada a la magnitud de la imagen, ya que la anterior era muy pequeña y debía sujetarse en el peso de Jesús. Precisamente, en esta figura se le ha colocado un dedo en la mano con la que sujetaba la cruz y varias falanges del pie en el que se apoya.

La restauración ha sido posible  gracias al convenio de la Junta de Cofradías con el Ayuntamiento para rehabilitar el patrimonio que, a través de un trabajo minucioso se devuelva la vida a “La Caída”.