EL LIGNUM CRUCIS LLEGÓ A LA VERA CRUZ DESPUÉS DE LA RESTAURACIÓN

Ángel Benito - La Gaceta de Salamanca                                                                                         11-03-08

 

Tres meses ha sido lo que ha tardado el “Lignum Crucis” en recobrar todo su esplendor tras la limpieza de los antiguos repintes y la consolidación de la madera. Los trabajos dirigidos a recuperar la policromía original han conseguido resaltar el valor del monumento, a través de un trabajo minucioso de detalle sobre las partes más afectadas. Dentro de la restauración también se ha llevado a cabo una labor de limpieza muy importante sobre la plata, según se aprecia en la imagen. La empresa abulense encargada de la restauración también trabajó con “Los Azotes” y el Santo Sepulcro en el 2003.

© Gabriel Alonso