EL DESCENDIMIENTO RECUPERA EL ESPLENDOR DE HACE MEDIO SIGLO

(30 de Marzo de 2006) - Tribuna de Salamanca - Gabriel Alonso - I.R.

La Semana Santa de Salamanca, declarada de Interés Turístico Internacional en 2003, contará este año con un valor añadido, resultado del trabajo de restauración del grupo escultórico que saldrá en procesión el Viernes Santo, el día más venerado. Coincidiendo con la celebración del V Centenario de su fundación (1506-2006), los locales de la Hermandad de la Vera Cruz se han convertido en un improvisado taller. Durante los últimos meses, los restauradores de Alfagía (Ávila) han indagado en el trabajo que otras manos, generaciones atrás, realizaron en las imágenes del descendimiento -Cristo Nuestro Bien, Dimas y Gestas, los dos ladrones-, así como en la urna, mientras el taller Ufizzi hacia lo propio en el grupo escultórico "La Caña" para, en la medida de lo posible, lograr que el proceso de recuperación de las tallas fuera lo más fidedigno al trabajo inicial, y teniendo en cuenta que a lo largo de estos cinco siglos las tallas no siempre han tenido los mejores cuidados. Una labor que concluyó hace apenas dos días, con el barnizado final del Descendimiento, imágenes datadas en 1615. Asimismo, el trabajo de restauración -con una inversión que ha rondado los 48.000 euros aportados por el Ayuntamiento de Salamanca y la Junta de Castilla y León- también ha incluido el Sepulcro, urna de cristal vacía y madera de ébano, con marcos de concha de carey y adornos de plata. Una obra fechada en 1678 y cuya autoría es atribuida a Pedro Hernández.

Regreso al Humilladero. El acto del Descendimiento no sólo es uno de los más venerados, sino que cuenta con una larga tradición en la Semana Santa de Salamanca. Se celebró por primera vez en el año 1615, a instancias de la Cofradía de la Vera Cruz y, aunque ha tenido varias fases, en las que por diversos motivos -entre ellos, la Guerra Civil- no ha podido celebrarse, siempre se ha logrado recuperar. Así, la historia de la Semana Santa de Salamanca lo recupera en 1946, año en el que se instituyo de nuevo hasta nuestros días.

Este año, con motivo del V Centenario de la Vera Cruz, los hermanos cofrades tendrán el privilegio de ser participes de cómo se recupera la tradición de realizar este solemne acto en el Humilladero del parque  San Francisco (espacio elegido en el siglo XVII por encontrarse junto a la iglesia que da nombre a la cofradía), y no en el Patio Chico como se ha venido haciendo en los últimos años.

En este escenario, las imágenes del Descendimiento (Cristo Nuestro Bien, Dimas y Gestas, los dos ladrones), estarán acompañadas por la Virgen María y San Juan para formar el quinteto de un grupo escultórico que aúna tradición y pasión, y máxime en una fecha tan conmemorativa para los hermanos cofrades de la Vera Cruz.

© Gabriel Alonso

© Gabriel Alonso